...

Los buses eléctricos en Colombia: manejando hacia un futuro sostenible 

Publicado en: 6 de febrero de 2024

¿Sabías que Colombia se posiciona como líder en Latinoamérica en la adopción de la movilidad eléctrica? Esto es posible gracias a una flota creciente de buses eléctricos, cuyo objetivo es cambiar el transporte urbano hacia uno más sostenible. Esta transición refleja el compromiso de Colombia y sus departamentos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con los que se busca aliviar los desafíos ambientales y mejorar la calidad de vida de las personas. Descubre cómo va el esfuerzo de Colombia hacia la movilidad eléctrica. 

¿Cuál es el estado actual de los buses eléctricos en Colombia? 

Ciudades como Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cali han incorporado autobuses eléctricos a sus flotas, demostrando el compromiso nacional con la movilidad sostenible. 

Bogotá, por su parte está liderando el cambio con la incorporación de 1.485 autobuses 100 % eléctricos en el 2022 que están evitando la emisión de 94.300 toneladas de CO2 al año. Para poner esto en perspectiva, es el equivalente a lo que producirían 42.000 carros particulares en el mismo periodo de tiempo. Según indica la página de la Alcaldía de Bogotá. Este impacto ambiental positivo es un paso gigante hacia una Bogotá más limpia y verde. 

Por otro lado, para abril del 2023 en Medellín ya funcionaban 70 buses eléctricos que pueden representar hasta un 60% de ahorro, frente a los buses de combustible tradicionales, por su menor tiempo para mantenimientos. Según la Alcaldía de Medellín, 25 buses benefician a 137.000 pasajeros al día en promedio. Definitivamente, Medellín se destaca como un ejemplo a seguir en cómo combinar distintas formas de transporte. 

Cali está dando pasos agigantados hacia la sostenibilidad. La ciudad comenzó a introducir buses eléctricos en su sistema de transporte masivo, MIO en el año 2019 y cuenta con 35 unidades, siendo como lo menciona El Tiempo “la primera ciudad de Colombia en poner en servicio una flota de buses eléctricos”

En Bucaramanga, donde se tiene operación desde el 2022 y con la conciencia de que el futuro del medio ambiente esta en nuestras manos; resaltan que el bus eléctrico genera un ahorro en repuestos (frente a un vehículo convencional) de unos $41 millones en menos de un mes.  

La transición hacia autobuses eléctricos en Bogotá, Bucaramanga, Medellín y Cali es solo el comienzo. Este esfuerzo requiere la participación de todos: desde políticos y empresarios hasta ciudadanos comunes. Al elegir y apoyar opciones de transporte más limpias, podemos hacer una diferencia real en la calidad del aire que respiramos y en la sostenibilidad de nuestras ciudades. 

Auteco Blue, como empresa que brinda soluciones de movilidad eléctrica en Colombia, ofrece dentro de su catálogo de vehículos eléctricos el E-BUS de Stark. Este bus eléctrico con capacidad para 24 personas puede ser construido como bus urbano o bus especial. Puedes agendar una prueba de manejo y conocer esta experiencia. 

¿Por qué importa esta transición y cuáles son los beneficios? 

  • Salud pública: la reducción de la contaminación del aire tiene un impacto directo en la salud de todos. 
  • Innovación: estimula el desarrollo de nuevas tecnologías y soluciones de transporte. 
  • Economía: menores costos operativos y de mantenimiento benefician a toda la ciudad, debido a su simplicidad mecánica. 
  • Medio ambiente: cada autobús eléctrico en las calles es un paso más hacia la reducción de nuestra huella de carbono. 
  • dentro de los beneficios resaltamos:  
    reducción de emisiones contaminantes: contribuyen significativamente a la mejora de la calidad del aire urbano. 
  • Eficiencia energética: por el uso de electricidad en lugar de combustibles fósiles. 
  • Mejora en la calidad de vida urbana: reducción de la contaminación sonora, ofreciendo un entorno más tranquilo y agradable. 
  • Innovación y desarrollo tecnológico: fomenta la innovación en tecnologías limpias y sostenibles. 
  • Ergonomía para el conductor: ofrecen una experiencia de conducción superior por ausencia de vibraciones, la eliminación del calor excesivo y la conducción silenciosa, lo que genera un mejor ambiente de trabajo. 

Este cambio hacia una movilidad más limpia y verde no solo es una muestra del liderazgo de Colombia en innovación y sostenibilidad, sino también un llamado a la acción para todos nosotros. La colaboración entre el gobierno, la industria, las comunidades y cada ciudadano es fundamental para acelerar este proceso. Al apoyar y adoptar el transporte eléctrico, contribuimos a un legado positivo para las futuras generaciones, asegurando un país más saludable y un planeta más sostenible. 

Además, la transición hacia la movilidad eléctrica abre nuevas oportunidades económicas, desde la creación de empleos en el sector de tecnologías limpias hasta el fortalecimiento de la industria local de vehículos eléctricos. Colombia no solo está avanzando hacia un futuro más sostenible, sino también posicionándose como un líder en el escenario global de la lucha contra el cambio climático. 

En resumen, la adopción de buses eléctricos en Colombia es más que una medida ambiental; es una estrategia integral que promueve la salud pública, la innovación, el desarrollo económico y la sostenibilidad ambiental. Al unirnos en este esfuerzo, podemos transformar nuestra realidad urbana, mejorando la calidad de vida en nuestras ciudades y contribuyendo a un futuro más prometedor para todos.